Venga que estoy en racha…un reportaje a la web por semana…ni yo me lo creo. Esta vez es el turno de la preboda de Mónica y Carlos, un reportaje que hicimos por las calles de Bilbao y que terminamos en el cargadero de Mioño. No voy a decir que este ha sido de esos reportajes super fáciles de hacer…porque noooo…jajajaja…Carlitos, no te lo tomes a mal eeee, pero eso de verte delante de una cámara lo llevas un poquito mal…eso si, el tio es guapazo y eso ayuda bastante a la hora de sacarse fotos.

Lo que comentaba, el reportaje en su mayor parte lo hicimos en Bilbao. Comenzamos en los alrrededores del BEC (http://bilbaoexhibitioncentre.com/), es un lugar bastante curioso con buenas entradas de luz, texturas y sobre todo…poca gente. Siempre intento empezar los reportajes en zonas más o menos tranquilas para que eso de romper el hielo no se complique demasiado. Unas risas de inicio y kilos y kilos de vergüenza, pero oye…no esta mal para empezar. Luego empezaría algo más dificil, en Guggenheim, aqui la paz y la tranquilidad brillan un poquito por si ausencia, pero calla que parece que a estos dos eso de ser el centro de atención no les parece ni tan mal.

Diria que lo mejor del día, sin menospreciar el reportaje es ese pedazo de chuleton que nos metimos en el cuerpo eee chicos…tremendo!!!

Para terminar el día y aunque yo no lo conocia, paramos en Mioño…a lado de Castrourdiales, donde yo sabía que había un antiguo cargadero de mineral con un aspecto muy elegante en las fotos, y aunque la verdad que luego tanto el acceso como el cargadero en si no me gusto tanto como pensaba, el entorno, la geometria y los rompeolas me dieron bastante juego.

Y sin más tostón, que con esto sirve para google diga que el Seo es chachi…os dejo con el reportaje…espero que os guste.

Leave A

Comment