De esto ha llovido un poquito ya, no recuerdo cuando…pero hoy Patri y Javi ya son una feliz pareja casada. Antes de subir su boda, vamos a recordar como fue su preboda en Cantabria. Comillas es un sitio que para ellos es importante, veranean y los papis de Javi tienen una casa alli. Parece que es terreno conocido porque en estos años nunca ha faltado un reportaje en esa zona, bien prebodas, postbodas o incluso, alguna comunión. El día despertó increible…para los fotógrafos, ya que no habia ni un poquito de sol, pero se filtraba por las nubes una luz mágica.

Estuvimos paseando por el puerto de Comillas, conociéndonos un poco…a Javi le conocimos ese mismo día, asi que…pregunta tras pregunta. Un cañita, unas croquetitas de calamar, ya sabéis que nos cuidamos bastante. Desde puerto nos fuimos hacia el capricho de Gaudí, un lugar super chulo y habitualmente lleno de gente hasta las tracas, eso si…día sin sol y entre semana…fantasia, completamente solos, justo como nos gusta para conseguir esa intimidad y esos momentos entre vosotros que nos flipan.

Tras un ratito de fotos un poquito de comer por favor, y siguiendo la línea de antes, comimos en el Espazio Gastronómico de Santa Luzia..(lo de las «Z» es cosa del local eeee). Increible como siempre, comida maravillosa y acompañado de un buen vino, fácil, teniendo a un bodeguero en el reportaje (Javi tiene las bodegas Ovidio García en Cigales).

Después del café rumbo a Bárcena Mayor, esto no fue cosa de los novios, pero como es mi tierra…yo les pongo ojitos. Aquí ya había más gente, pero aún asi nos dió para hacer otras poquitas fotos antes de ir a Valladolid, donde entre vino y vino…terminamos el reportaje.

Aquí os dejamos un pequeño resumen y esperamos que os guste, al menos, tanto como a ellos.

92 114 88 186 156 157 169 170 177 171201 192 202 212 230 233 221  272 275 277 263 257 249

Leave A

Comment