Que ganas de poder enseñaros esta preboda…digo eso de poder no por nada, solo es que Raquel y Oscar como es normal querían tenerla ellos primero… poder de novios jeje. Que os puedo contar de este reportaje? La verdad que no se por qué, pero para mi Londres se esta convirtiendo en terreno muy conocido, de no haber estado nunca hace un par de años, a ir tres o cuatro veces al año. Si que es cierto que esta vez ha sido algo diferente, ni más ni menos especial, pero ir con Raquel y Oscar que viven en Londres, pues viene a ser un punto muy importante para conocer otra ciudad muy distinta a la que conocia hasta el momento. Nuevas calles, escondrijos, mercados…barrios enteros que no sabia ni que existían…y lo mejor…esa luz…es que la luz de Londres es de otro mundo (bueno, de otro país con eso vale jajaja). Estuvimos un par de días pateando las calles, esas callejuelas de ladrillo que a mi personalmente me llevan a Harry Potter (vale si, un poco infantil quizás, pero es lo hay). Siempre me han gustado esas películas de fantasía y que me den la oportunidad de hacer la preboda dentro de una, pues no tengo muchas palabras además de un gracias inmenso…

Como no recuerdo muy bien todos los barrios donde estuvimos, prefiero que veáis las fotos y así os hacéis una idea.

Leave A

Comment