De este reportaje ya ha pasado algo de tiempo, pero como nuestros chicos no habían visto el trabajo terminado no queriamos publicarlo. Ahora que ya lo  tienen os podemos contar como fue la preboda de María Rosa y Edu en el Monasterio de Bugedo y en el pueblecito de Cuzcurrita de Rio Tirón, todo un descubrimiento por cierto.

María Rosa y Edu tenían muchas ganas de hacerse fotos en el monasterio, pues es un lugar donde pasan mucho tiempo entre convivencias y campamentos. Esta vez no ha habido niños de por medio, pero si algunas fotos entre claustros, piscinas y almacenes. Entre todas las cosas especiales que tuvo ese día hubo una que, al menos para mí, fue tremenda…la última preboda (teoricamente espero) que hicimos David y yo juntos. Un día más de los que no podre olvidar, como siga acumulando días inolvidables no voy a tenes espacio en la cabezota para almacenarlos todos. Fuera a parte, el día con este par de dos fue una verdadera acumulación de risas y momentos, como siempre un poco tímidos al principio, pero vamos…quince minutos de tensión seguidos de varias horas de fotos (si, somos un poco pesados y lo sabemos).

Comenzamos en el interior del Monasterio de Bugedo, un claustro y una luz increible, un ratito paseando por los alrededores, una piscina vacia, un almacen de madera y un par de yugos…ya sabéis que nosotros y los sitios normales no nos llevamos bien. De ahí  a buscar donde comer, tarea que parecia imposible hasta que aterrizamos en Cuzcurrita de Rio Tirón, fantasia de viandas y buen vino, despues de esto ya todo rodado hasta el atardecer.

Aquí os dejamos un pequeño resumen…

 

Leave A

Comment