Tras veinte días de viaje, tras intentar encontrarme a mi mismo y descubrir que no se por donde me da el aire, voy a volver unos meses atrás para recordar la tremenda boda de Sara y Rubén en el Monasterio del Espino, cerquita de Santa Gadea del Cid en la provincia de Burgos. Era la primera vez que pisabamos este lugar y la verdad que fue una sorpresa maravillosa, es un sitio increible, en un entorno inmejorable… Por suerte este año creo que nos tocará volver algunas veces, asi que, super agradecido por ello. El Monasterio del Espino es, como ellos dicen, el equilibrio perfecto entre patrimonio y naturaleza, y yo…corroboro esas palabras. La verdad que trabajar resulta muy sencillo, los espacios amplios, el claustro, la iglesia, la decoración, simplemente genial.

En algunas ocasiones es dificil resumir en pocas palabras como ha resultado una boda, que sensaciones te genera y que conclusiones puedes obtener, pero en esta ocasión para mí hay dos palabras que cuentan perfectamente como nos sentimos con Sara y Ruben, complicidad y confianza. Ambas maravillosas y al unirlas se forma un tandem de lo más atractivo.

Complicidad entre ellos, entre sus amigos y familiares, complicidad en sus miradas, en su forma de quererse, en la manera dulce que tienen de tocarse, supongo que es algo que parece evidente cuando dos personas se casan, pero quizás unas veces se muestra más que otras. Complicidad hacia nosotros también, nos han sentir parte de su vida, de su historia…de este cuento… y en palabras de Sara (cosa que me pone la piel de gallina cuando lo leo): “Me podéis explicar cómo narices podéis emocionar y transmitir tanto con una foto? Chicos, que sepáis aue un huequito de nuestro corazón es vuestro, os queremos”. ¿Qué se puede decir ante algo así?…solo gracias…gracias por las palabras, gracias por dejarnos entrar en esos corazones y solo espero que cada vez que vean las fotos se acuerden un poquito de los locos que las hicieron.

Por otra parte la confianza, sabéis que eso para nosotros es una condición indispensable. Necesitamos que confien en nosotros porque es la única manera de poder trabajar con la seguridad de hacer bien las cosas. Sara y Rubén tuvieron esa confianza desde el primero minuto que cruzaron la puerta de nuestro estudio y amigos, eso no tiene precio…(aunque ellos saben que si lo tiene..jajajajjaa).

Dicho esto y aunque no he contado absolutamente nada de lo que fue la boda, no por nada, pero narrar algo con letras pudiendo hacerlo con imágenes me parece una tonteria, asi que…aqui va el resumen (mucho blanco y negro…lo se, el color también esta…pero hoy estoy mas negro que de costumbre)…

 

Leave A

Comment

Sara
Febrero 25, 2017
Sois nuestros locos favoritos, y lo sabéis!!! Cada vez que vemos las fotos (y son muchos días!!!), nos hacéis revivir el momento de una manera muy intensa, cada foto, cada detalle.... Gracias a vosotros la magia de nuestro día perdura cada vez que abrimos una imagen. Os queremos!!!!
Responder